There was an error in this gadget

Thursday, April 26, 2007

Trafico de Piezas


Promocionar un museo puede hacerse de 3 formas distintas: presentando nuevas piezas, preparando exposiciones atractivas o, por ultimo, contratando exposiciones preparadas por otros museos. De estas tres opciones, la primera es la mas delicada porque es dificil hoy en dia adquirir legalmente objetos sobretodo de origen arqueologico. Es decir, que un museo compre un objeto de gran valor y lo exhiba. Hoy el trafico de piezas se canaliza sobretodo a colecciones privadas.
El hecho que los museos manejen objetos de origen ilegal genera graves problemas. En el peor de los casos se establecen largos juicios. Un ejemplo, el pacto acordado entre el gobierno de Italia y el Metropolitan de NY, y, en contraste, el enfrentamiento con el Museo Getty de Los Angeles.
El gobierno italiano sospechaba desde 1972 que el Museo Metropolitano poseia un conjunto de objetos saqueados de tumbas etruscas y helenisticas que habian llegado al museo por vias ilegales. La misma sospecha se tuvo con una serie de marmoles adquiridos por el Museo Getty. Italia realiza una campaña agresiva para recuperar antiguedades que dice fueron sacadas de contrabando y vendidas a diversos museos del mundo. A su vez, ha restituido a sus paises de origen tesoros robados por italianos (en 2005, Roma devolvio a Etiopia el obelisco Axum, de 1.700 años de antiguedad, robado por Mussolini).
El Metropolitan de NY y el de Bellas Artes de Boston han aceptado devolver antiguedades a Italia, pero las negociaciones con el museo J. Paul Getty de Los Angeles estan estancadas desde hace meses.
Italia ha iniciado acciones legales al ex conservador del Getty Marion True y al marchante de arte Robert Hecht por adquirir piezas a particulares (aun sabiendo que eran robadas). El pasado mes de marzo el Getty devolvio al Arqueologico Nacional de Atenas varias piezas helenicas tambie adquiridas ilegalmente.

Arte y Skyline de Miami


En Miami, las inversiones realizadas y proyectadas por 5.000 millones de dolares en su downtown hacen prever que se convertira en una de las principales ciudades del mundo con un constante incremento de sus valores inmobiliarios. Sus grandes construcciones como el Murano, The Mark on Brickell, los edificios Ocean etc etc han sido diseñadas para un mercado sobretodo internacional en parte tambien debido al alza del euro respecto al dolar y para lo que se denomina el second home market de quienes vienen a pasar temporadas en Miami.
Grandes diseñadores a nivel mundial como Philippe Starck y Yabu Pushelberg, con grandes firmas de arquitectura e incluyendo obras de los grandes artistas como Fernando Botero, Francisco Toledo, Gerardo Ramos Brito, Diego Rivera y Rufino Tamayo custodiando entradas de edificios hacen que muchas de las mas recientes construcciones en Miami sean de belleza impresionante.
De esta manera se entiende que por poner un ejemplo proyectos como el de Marina Village fueron vendidos en un 90% en menos de 72 horas con compradores haciendo fila para obtener los mejores precios.

En los ultimos 3 años han subido 15 de los mas altos edificios de la ciudad y cada vez que uno vuelve da la sensacion de estar en otro downtown. Y es que el skyline de Miami en cuestion de pocos meses cambia de aspecto...and the unprecedented growth continues...

Casi 2 millones de dolares por "basura"


Hace 30 años, Mac Robertson, un electricista ingles, se fue a tomar una cerveza a un pub de Londres. Alli coincidio con el pintor Francis Bacon echando unos tragos, que estaba furioso porque unos albañiles que hacian obras en su casa le habian pisoteado telas y objetos que tenia en el suelo de su estudio. Bacon le dijo al electricista que iba a echar todo a la basura.

Pero Robertson, que en eso fue visionario, le pidio que no los botara, sino que se los regalara a el. "Es todo tuyo, quedate con lo que quieras", le respondio Bacon.
El electricista recogio y guardo todo: telas, cuadros, fotos, diarios, anotaciones. Hoy, ya un jubilado de 75 años decidio desempolvar todo aquello que guardo en su casa y agrupados en 45 lotes fueron vendidos por casi 2 millones de dolares a coleccionistas de varias nacionalidades que pujaron en la sala, por Internet, y por telefono.

La modesta casa de subastas Ewbank Fine Art Auctioneers & Valuers se frotaba las manos....y el electricista tambien. La "basura" que impuso los precios mas altos fue un retrato sin titulo, que segun expertos representa al pintor Lucian Freud, que se vendio en $800 mil.

Wednesday, April 25, 2007

Museum Park Miami


Segun el South Florida Business Journal, el Miami Science Museum hizo publica la lista de las cinco firmas de arquitectura finalistas que diseñaran el Museum Park Miami en Biscayne Bay.
El nuevo Museo de la Ciencia y Planetarium de Miami ocupara 40 acres y se podran encontrar experiencias muy innovadoras sobre ciencia y tecnologia, ademas ocupara mas de 200,000 pies cuadrados para exhibiciones, galerias, laboratorios, y espacios para presentaciones y uso publico. El Museum Park Miami abrira sus puertas en 2011 al lado del Miami Art Museum.
El museo valorado en $275 millones tendra casi cuatro veces mas su capacidad actual con la adicion de dos o mas pisos, mas del doble del espacio de exhibicion y añadiendo un acuarium, asi como tambien 25,000 pies cuadrados para el Museo de Historia del Sur de la Florida. Otras facilidades incluyen un patio de ciencias al aire libre, un estudio teatro y una sala de entretenimiento para eventos publicos.
El proximo 3 de mayo se decidira finalmente cual de las cinco firmas llevara a cabo el proyecto.
Las empresas finalistas son: Grimshaw (London's Royal College of Art),Polshek Partnership Architects (the New York Hall of Science), Steven Holl Architects(the Herning Center of the Arts, in Herning, Denmark),Wilkinson Eyre Architects(National Waterfront Museum Swansea, in Swansea, U.K.),Zaha Hadid Architects(Rosenthal Centre for Contemporary Art, in Cincinnati).

Donde Dios es Luz


A diferencia de la Catedral de Barcelona, subvencionada por dignatarios y familias nobles y pudientes de la ciudad, la basilica de Santa Maria del Mar la construyeron los marineros, las gentes de la mar y junto a ellos, los habitantes del barrio de la Ribera de Barcelona.
Durante el siglo XIII, cuando Cataluña dominaba el Mediterraneo, el nucleo entre las antiguas murallas ya no podía acoger la creciente población de la Ciudad Condal. Mercaderes, artesanos y nobles se fueron trasladando al antiguo arrabal en el que vivian los pescadores y la gente del mar, transformandolo en un barrio muy dinamico. Alli, casi lindando con la playa, se alzaba una vieja iglesia romanica que pronto quedo pequeña para los nuevos habitantes del barrio.
Pero el rey y la Iglesia no estaban por dotar al nuevo barrio de un templo representativo.
En aquella epoca, primer cuarto del siglo XIV, el rey dedicaba sus esfuerzos a la construcción de las atarazanas reales, de la lonja o de las nuevas murallas entre muchas otras obras civiles, y la Iglesia..., la Iglesia acababa de iniciar la construcción de la catedral de la ciudad, obra en la que volcaba todos sus recursos.
Entonces las gentes de la Ribera decidieron construir ellos mismos su templo. Destacaron los "bastaixos", los descargadores del puerto de Barcelona. El compromiso era de todo el barrio y los "bastaixos" asumieron como tarea propia el acarreo gratuito de toda la piedra necesaria para la fabrica, desde la distante cantera real de Montjuïc hasta Santa Maria del Mar. Lo hicieron cargando sobre sus espaldas las impresionantes rocas que después serían trabajadas a pie de obra.

En los portalones de la entrada principal a la iglesia, repujadas en cobre, aparecen las figuras de dos bastaixos transportando piedras, igual que en dos pequeños capiteles que adornan la misma puerta. Las figuras de los bastaixos se repiten en relieves en el presbiterio y la iglesia les entrego, para su custodia, las llaves del portal mayor y las del sagrario. Nadie, ni siquiera el rey, podia acercarse mas que ellos. Cuando había que administrar el viatico (eucaristica a los enfermos) a algun "bastaix", fuera la hora que fuera, este debia salir solemnemente por el portal mayor, al redoble de campanas y bajo palio, por mas humilde que fuera el hogar al que se dirigiera.

Santa Maria del Mar fue construida 1329-1383)por y para las gentes de la mar de Barcelona, hombres y mujeres que trabajaban de sol a sol en condiciones precarias y sometidos a los dictados del rey, del Consejo de Ciento, de la Iglesia o de sus propias cofradias y que despues de sus largas jornadas llevaban las enormes piedras destinadas a la construcción del templo cargandolas en sus espaldas, una a una.

Monday, April 23, 2007

El nuevo ascensor del Museo del Prado


Se trata de un gigantesco ascensor nuevo sube y baja por las tripas del nuevo edificio del Museo del Prado.
En su interior caben 120 personas, pero no es eso lo que importa. Al fin y al cabo, la mayoría de los que lo van a coger ya están muertos. Muertos y retratados al óleo. Porque el prodigio mecánico del que tan satisfechos están en la dirección del museo será sobre todo para transportar obras de arte.

Dicen que es el montacuadros más grande de Europa y uno de los más grandes del mundo. Y, desde luego, el tamaño impresiona.

Iluminado con 12 faros fluorescentes, son 34,2 metros cuadrados de superficie los que ocupa: 7,5 de longitud por 4,56 de profundidad y hasta 4,20 metros de altura tiene la cabina del monumental elevador.

Para que se hagan una idea, en el hueco del montacuadros cabrían hasta 21 ascensores convencionales como el que puede haber en su casa o en su oficina, con capacidad para transportar seis personas y potencia para subir unos 450 kilos. Éste puede elevar hasta 9.000 kilos.

«Estamos muy contentos. Por su capacidad y por su peso, el nuevo montacuadros nos va a ayudar mucho en el traslado de obras de arte», explica Judith Ara, coordinadora general de conservación del museo. Muchos cuadros ya no tendrán que salir del museo para cambiar de sala o pasar al taller de restauración como ocurría hasta ahora. Incluso los 3,90 metros de alto por 6,01 de largo -más medio metro aproximado de marco- de El fusilamiento de Torrijos, de Antonio Gisbert, considerado por Ara uno de los cuadros más grandes, si no el más grande de los más de 7.000 que conforman la colección del Prado, podría ser llevado en el nuevo montacargas.

Hasta la instalación de este gigante, que ha costado 339.648 euros, el Museo del Prado funcionaba con dos montacargas: uno de 4,98 metros de largo por dos de profundidad y capacidad para levantar 5.000 kilos y otro, más pequeño, de 2,70 metros de largo por 1,49 de ancho y capacidad para 1.000 kilos.

El hueco del ascensor, con los manojos de nervios que lo sujetan (haces de ocho cables de acero del grosor aproximado de una zanahoria cada uno), ya resulta llamativo. Pero tal vez lo que más asuste sean sus puertas. Las ocho hojas que lo cierran tardan casi 10 segundos en abrirse completamente y se elevan por encima de uno hasta una altura aproximada de lo que casi sería un segundo piso en un bloque de viviendas.

La ampliación del museo -las partes de uso público ya se pueden visitar durante los fines de semana desde ayer y hasta el 1 de julio, aunque la inauguración oficial será en octubre o noviembre- permite además que los cuadros que vengan de fuera del Prado o que salgan como préstamos temporales no tengan que ver la calle. Los camiones podrán entrar hasta dentro de las instalaciones del museo.

Escenas de operarios llevando cuadros a pulso o de pinturas, embaladas y sin marco, subiendo por las escaleras exteriores de la Puerta de Goya para ser cambiadas de planta, como ocurrió en 1998 con La Adoración de los Magos de Rubens (3,52 metros de alto por 4,96 de largo), tenderán a desaparecer con el nuevo ingenio, que comunica los almacenes con las salas de exposiciones, el muelle de carga y descarga de los cuadros, la sala de radiografías y el remozado taller de restauración.

«Se gana en seguridad, en tiempo, en comodidad y en conservación de los cuadros», comenta Ara.
El montacargas, fabricado por la empresa vasca Orona, del grupo Mondragón Corporación Cooperativa, no podría, sin embargo con cualquier cuadro. Una obra como el Guernica de Picasso (3,49 metros de alto por 7,76 de largo) sólo entraría en diagonal y el que seguro que no cabría es el considerado mayor cuadro del mundo sobre lienzo, El Paraíso de Tintoretto, con 7,45 metros de alto por 24,65 de largo.

El Met inagura nuevas salas de arte grecolatino


Cuando llegaron al arqueólogo italiano Luigi Palma di Cesnola (1832-1904), primer director del Museo Metropolitan de Nueva York, fundado en 1870, las primeras piezas de arte clásico con las que se hizo la institución, no sabía que iban a tener que pasar casi 140 años para que estos objetos de arte encontrasen su lugar en el museo.

Mañana 24 de abril se inagura por todo lo alto las Galerías de Grecia y Roma con 5.300 piezas, algunas de las cuales han estado guardadas en el desván de este centro de Manhattan desde entonces. Este proyecto de 220 millones de dólares culmina cinco años de construcción a cargo del arquitecto Kevin Roche y 15 de rediseño y reinstalación para desplegar una de las más extraordinarias colecciones de arte heleno, etrusco y romano del mundo, precisamente ahora que arrecian los vientos de reclamaciones de expolio por parte de los gobiernos de Italia y Grecia.
El director del Museo Metropolitan reconoce que «las galerías de Grecia y Roma son una pieza fundamental de una campaña de construcción sin precedentes de nuevos espacios dentro de un edificio que es histórico, con lo que se hace uso de nuevas metodologías a la vez que se rinde un homenaje a lo antiguo y se invita a nuestros visitantes a mirar el arte clásico de una manera diferente».
Las nuevas galerías situadas en el Ala Lamont del museo (en la sala que está situada a la izquierda desde su entrada principal) se distribuyen en dos espacios para albergar obras que están fechadas entre el año 900 a. C. y el siglo IV d. C. Los mismos objetos permiten trazar un recorrido sobre la evolución paralela del arte griego durante el Período Helénico y el Arte del Sur de Italia y Etruria durante esta misma época junto con el legado del Imperio de Roma.
El eje sobre el que giran las galerías es la Plaza Leon Levy y Shelby White, donde las piezas de Grecia y Roma encuentran su lugar en un impresionante atrio de dos niveles que ha sido dedicado a los dos grandes benefactores del museo. A juicio de Shelby White, «mi marido, Leon Levy, creía que a través del estudio de civilizaciones pasadas podíamos entendernos mejor a nosotros mismos». Justo en el centro de la plaza se han situado 20 esculturas romanas que datan entre el Siglo I a. C. y el III d. C. Dentro de estas piezas hay que destacar la escultura de «La señora del Mercado», una anciana con un vestido, sandalias y una corona formada por hojas de hiedra. Además, debe mencionarse la colección de retratos de mármol, desplegada en orden cronológico alrededor de la plaza. Un retrato de un niño perteneciente a la aristocracia y realizado en mármol es otra de las piezas más sobresalientes, así como dos esculturas de Hércules, en una de las cuales sujeta la piel de un león sobre su brazo.
El poder de las estatuas
En las galerías adyacentes a la plaza llama poderosamente la atención un conjunto de pinturas murales que sobrevivieron a la terrible erupción del Vesubio del año 79 d. C., así como diferentes piezas de arte del Sur de Italia pertenecientes al período helénico y a Roma del emperador Augusto del siglo I d. C. La apuesta de los bustos de los líderes de Roma deja claro el interés del Metropolitan por estas piezas. Así, dentro de sus salas se han incluido dos estatuas de miembros de la familia de Julio-Claudio en las que también se exhiben, además de las citadas esculturas, un impresionante conjunto de gemas y monedas. Era la forma que tenían de hacer propaganda en el Imperio Romano, sin embargo para este museo será desde mañana uno de sus grandes atractivos, y para los visitantes una pausa exquisita en su paseo por el Metropolitan.

Saturday, April 21, 2007

Sotheby’s subastará obras de Cézanne, Picasso, Miró y Bacon


Salen al mercado obras que despertarán la envidia de los responsables de muchos museos.
La casa Sotheby’s presentó hoy en Londres varias obras maestras de Picasso, Miró, Cézanne, Modigliani, Francis Bacon, Rothko, Pollock, así como de otras grandes figuras del arte moderno, impresionista y contemporáneo que subastará próximamente.


Siguiendo la tendencia de las últimas subastas tanto en Londres como en Nueva York, salen al mercado obras que despertarán la envidia de los responsables de muchos museos, con frecuencia incapaces de pagar los precios cada vez más altos de esas pinturasAsí, entre las que se ofrecerán al mejor postor el próximo 8 de mayo en Nueva York figura un bodegón tardío de Paul Cézanne del que los expertos de Sotheby’s aseguran que es la acuarela más importante del precursor del cubismo que continúa en manos de un particular.
Pintada en 1902-1906 y titulada “Nature morte au melon vert,” la delicada acuarela, que lleva más de veinte años en la colección privada del coleccionista de arte chino Giuseppe Eskenazi, tiene un precio estimado de entre 14 y 18 millones de dólares.
Ése es el mismo precio que se le calcula a “Cabeza de Arlequín,” retrato al óleo de la época rosa de Pablo Picasso en la que aparece el mismo adolescente que posó para su obra “Garcon a la pipe,” vendida por Sothebys en el 2004 por un récord de 104.2 millones de dólares.
Es la primera vez que se ofrece en subasta ese pequeño retrato, pintado en 1905 y que tiene un tono de melancólico lirismo característico de ese período juvenil del artista malagueño.
Del mismo año es “Familia de Arlequín,” también de Picasso -precio estimado: de 7 a 9 millones de dólares- un retrato de una familia circense en la que el arlequín besa cariñosamente al niño que le presenta su mujer.
También del período rosa es la “Cabeza de Fernande,” otro semiperfil de una serie de estudios que Picasso pintó en el verano de 1906 mientras pasaba una temporada con su joven amante en el pueblo catalán de Gósol.
De Miró es otro de los cuadros más notables de la subasta, el titulado en francés “Peinture (Le Cheval de cirque),” de 1927, perteneciente a una serie de imágenes abstractas que pintó el artista español en su momento de mayor libertad surrealista.
Destaca por su gran fondo azul sobre el que el artista ha trazado una línea, que podría ser el látigo del domador en movimiento, y en cuyo centro ha colocado unas manchas informes de vivos colores a modo de penacho.
Otras obras importantes que saldrán a subasta en Nueva York son la titulada “Jesuitas III,” del período expresionista de Lyonel Feininger, en la que un grupo de religiosos rodean a una mujer elegantemente vestida, o un maravilloso y sensual retrato femenino de Modigliani titulado “Jeune fille assise, les cheveux dénoués,” que podría venderse por entre 12 y 15 millones de dólares.
Dentro de la subasta de arte contemporáneo sobresalen una pintura composición abstracta de Mark Rothko y una fuertemente impresionista de Francis Bacon, de la serie de papas, inspirada por el Inocencio X de Velázquez.
El Rothko, titulado “White Center (Yellow, Pink and Lavender on Rose,” pertenece a la colección del banquero y filántropo estadounidense David Rockefeller, que lo adquirió en 1960 por recomendación de Dorothy Miller, primera comisaria del Museo de Arte Moderno de Nueva York, y se cree que puede superar los 40 millones.
El “Study from Innocent X,” de Bacon, es de 1962, y está considerado como uno de los más importantes de la serie de papas: en él aparece el pontífice en un extraño escorzo, sentado en un trono y dentro de una especie de jaula transparente.
La pintura, que llama la atención por su extraordinario poder expresivo y la viveza de la paleta cromática, en la que dominan los rojos anaranjados y marrones, puede superar en la subasta los 30 millones de dólares, según calcula Sotheby’s.
La lista de pintores representados en las dos subastas de Sotheby’s incluye a otros maestros de distintas generaciones que van desde Pissarro, Monnet, Bonnard o Renoir hasta de Kooning, Pollock, Richter o Lichtenstein, por citar sólo a unos pocos.

‘El Soplón’, de El Greco, se queda sin comprador en la subasta en NY


El Soplón, de El Greco, se quedó ayer sin comprador en una subasta en Nueva York, donde no alcanzó la cifra de cinco a siete millones de dólares prevista por la casa Christie's. La máxima oferta que tuvo la obra, que salió en el lote numero 61, fue de 4,8 millones de dólares. "Hoy no ha sido su día, cualquier otro los será. El Greco es un maestro de la pintura clásica europea y la puja no ha reflejado el prestigio que tiene en el mercado del arte", explicó el responsable de Relaciones Públicas de Christie's, Rik Pike.

El Greco pintó El Soplón en la década de 1570, durante su estancia en Roma, y la que se puso ayer en venta es la primera de varias versiones, dos de las cuales se encuentran en la Galería de los Uffizi de Florencia y en el Palacio Real de Génova.

La pintura, un óleo sobre tela de 61 por 50,8 centímetros, muestra a un niño sobre un fondo negro, su rostro iluminado por una fuente de luz que titila y a la que sopla el menor.

La pintura pertenece a Virginia Kraft Payson, una acaudalada viuda de un financiero, y Christie's confiaba que alcanzara una alta suma de dinero por la escasez de obras de El Greco que salen a la venta. Se trata, además, de uno de los pocos cuadros del pintor en que el protagonista no es de la realeza ni trata un tema religioso.

El Soplón salió a puja entre otras 121 pinturas de maestros clásicos europeos en un remate en el que Christie's espera ventas por un total de cincuenta millones de dólares. EFE

Controvertido retrato de Jane Austen sin comprador


Un controvertido retrato ofrecido a la venta como la única pintura que existe de la escritora británica Jane Austen (1775-1817) no encontró comprador al ser ofrecida en subasta este jueves en Nueva York.

La pintura, que muestra a una mujer joven con un largo vestido blanco sosteniendo una sombrilla verde, no alcanzó el precio estimado, indicó la casa de subastas Christie’s. Se esperaba que se cotizara entre 400.000 y 800.000 dólares.

Se estima que el denominado “Retrato Rice” fue pintado por el artista británico Ozias Humphry y pertenece a descendientes directos de Austen.

La controversia sobre la pintura se remite a la década de 1940, cuando el estudioso de Austen, R.W. Chapman, indicó que la moda que mostraba la pintura databa de 1805 o posterior, y no de fines de la década de 1780, cuando se supone que fue pintada. Los cuestionamientos han sido descartados por Christie’s.

Austen, considerada una de las mayores escritoras británicas, es autora de “Orgullo y prejuicio”, “Sensatez y sentimientos”, “Emma” y “Persuasión”.

Tuesday, April 17, 2007

Sale a subasta una rara y misteriosa pintura de El Greco


Pocas obras de El Greco salen al mercado secundario del arte por lo que la próxima subasta de una pintura rara y misteriosa del maestro greco-español, valorada entre cinco y siete millones de dólares, ha generado muchas expectativas.
"Salen muy pocas obras de El Greco a subasta y, en este caso, se trata de una pintura icónica, pues su género no es el religioso ni el retrato, que son por los que es más conocido", dijo a Efe Richard James Rabel, especialista en Pintura Clásica de la firma "Christie"s", que el jueves sacara a puja el cuadro, de título "El Soplón".
La venta de la pintura forma parte de un remate de Pinturas Clásicas que incluye 122 obras españolas, italianas, inglesas y holandesas valoradas en 50 millones de dólares.
"El Soplón" lo pintó El Greco -nombre artístico atribuido a su origen griego- en la década de 1570, durante su estancia en Roma y es la primera de varias versiones, dos de las cuales se encuentran en el Palacio Uffizi de Florencia y el Palazzo Reale de Génova.
La pintura, un óleo sobre tela de 61 por 50,8 centímetros, muestra a un niño sobre un fondo negro, su rostro iluminado por una fuente de luz que titila y a la que sopla el menor.
La escena está envuelta en un halo de misterio, un dramatismo casi teatral.
"Podríamos contar con los dedos de una mano las pinturas de El Greco que no son de tema religioso o retrato. Por eso esta obra puede despertar el interés tanto de coleccionistas religiosos como de coleccionistas no religiosos", explicó Rabel.
El experto añade que la rareza de la obra también radica en que el retratado no es una figura de la realeza o un religioso, sino un niño genérico que ha servido como imagen que transmite la idea de la fuerza del fuego.
"Es de sus primeras obras, cuando El Greco vivió en Venecia y Roma. Allí se interesó por el tema nocturno y conoció la obra de Titian, Caravaggio, Tiziano, Jacopo Bassano y Tintoretto", señaló.
Christie"s asume que esta es la primera versión de "El Soplón" porque es una de dos obras firmadas por el artista, nacido Domenikos Theotokopoulos en 1541 y fallecido en Toledo (España) en 1614.
La pintura pertenece a Virginia Kraft Payson, una acaudalada viuda de un hombre de finanzas cuya residencia se ubicó entre las más costosas de Estados Unidos en 2002, según la revista Forbes.
"Pocas obras de El Greco están en colecciones privadas. Esta ha permanecido en la colección de Kraft Payson desde 1928 y su condición es óptima. Ha sido restaurada", explica el experto.
El Greco raramente firmaba sus obras y esta lleva su impronta "Doménikos Theoxxx", en griego y sobre el hombro derecho del niño, lo que hace "incuestionable" la autoría.
"Es extraordinario que después de 500 años pueda perdurar esta firma en el lienzo", comentó Rabel.
En enero pasado, Sotheby"s vendió la pintura de El Greco "La Anunciación", que pertenecía al Museo de Arte de Toledo, por 4,2 millones de dólares, muy por encima de su estimado de 800.000 dólares.
La venta de pinturas clásicas de Christie"s en Nueva York incluirá, asimismo, más de 40 pinturas holandesas del coleccionista judío Jacques Goudstikker, una porción de las más de 200 que le restituyera el gobierno holandés tras ser expoliadas por los nazis durante el Holocausto.
Otras sedes de Christie"s, las de londres y Amsterdam, subastarán el resto de los lotes de esa colección -unos 160- a lo largo de este año, y se espera que estas ventas alcancen entre 30 y 35 millones de dólares.
"Creo que la cifra es conservadora si tomamos en cuenta el gran interés que despiertan pinturas que no han salido al mercado en 65 años", dijo a la prensa el director Internacional de Arte Clásico de Christie"s, Nicholas Hall.
Otras piezas relevantes en la subasta del jueves son dos vistas venecianas pintadas por Bernardo Bellotto y Canaletto, una pintura de J.M.W Turner -el paisajista romántico británico por excelencia- y "Madonna y Niño", de Giovanni Battista Cima da Conegliano.