There was an error in this gadget

Saturday, August 18, 2007

Clay and Brush: The Ceramic Art of China


Este 26 de agosto finaliza la exposición Clay and Brush: The Ceramic Art of China, que se presenta desde junio en el Lowe Art Museum de la Universidad de Miami.
Comenzando desde el neolitico hasta el siglo XXI la exposicion muestra 200 piezas de las 1,115 que ha logrado reunir el Lowe en 30 años gracias a donaciones y al impulso de su director Briam A. Dursum, que ha puesto su experiencia y pasion como especialista en historia del arte oriental para hacerla crecer. Esta es una de las colecciones mas impresionantes del pais y esta en Miami. Como introducción, se presenta un grupo de ilustraciones sobre el proceso de manufactura de la ceramica en China, que data del siglo XIX y pertenece al Museo Victoria and Albert de Londres, y un video de 15 minutos, documentando la fabricacion de la porcelana en los hornos de Jingdezhen, en el sur del pais. El alfarero chino siempre se empeñó en obtener ceramica de gran calidad y la evolucion de este material de simple barro a porcelana prueba el desarrollo de la ceramica en China y la inventiva y adaptabilidad de los chinos como pueblo. La exposicion se divide en tres secciones: alfarería, gres y porcelana.
Las piezas mas tempranas se fabricaban con un tipo de arcilla llamada loes, muy abundante en el territorio chino. Su particularidad es que se cuece a bajas temperaturas y los colores usados para decorar la superficie se basan en oxidos de hierro y mezclas de manganeso y hierro. Son copas, jarras, anforas, cántaros, que se ponían en las tumbas para acompañar a los difuntos. Los chinos tenían la creencia de que una parte del espiritu abandona la tumba y otra se queda en el lugar del enterramiento. Los difuntos necesitaban piezas que les hubieran pertenecido en vida o que les resultaran familiares y pudieran recordar.
Como guardianes de las tumbas eran muy populares los guerreros, que se colocaban en fila y en gran numero. Tenían diferentes aspectos, desde los más simples: figuras delgadas, desnudas o vestidas con faldas, encontradas en tumbas de la dinastía Han (206 A.C- 9 D.C), hasta otras más elaboradas y con aspecto agresivo como el Guardian Warrior, de principios del siglo VIII, perteneciente a la dinastía Tang, que se colocaba en pareja en las tumbas de la élite. Otras estatuillas eran los 'Merman' o Hombres-sirenas, criaturas con rostro de hombre y cuerpo de pez; los grupos del Zodiaco, compuestos por los 12 animales que forman un ciclo de 12 años; las urnas funerarias que son un receptáculo para el alma del fallecido, en las que se ponían medallas, monedas, pedazos de carapacho de tortuga, considerados de buena suerte.

La siguiente sección ejemplifica una cerámica más elaborada: gres, cuya diferencia con la porcelana es un nivel más alto de impurezas.
A medida que los artesanos chinos fueron trabajando la cerámica, descubrieron y perfeccionaron un material de mayor calidad que podía cocerse a temperaturas más altas que el barro, logrando un objeto más resistente, al que se le aplicaba un vidriado transparente o con color. Esto es lo que se conoce como gres. Representativa de esta sección es la pieza llamada Five-Linked Jar, del 109-175 D.C, que tiene elaboradas decoraciones con apliques. Los chinos inventaron muchas técnicas decorativas como el bajovidriado y el sobrevidriado. Descubrieron que al aplicar bajos niveles de óxido de hierro en 1-3 por ciento podrían obtener un vidriado verde claro, conocido como `celadón' en Occidente.
La última sección es una extensa muestra de la famosa porcelana china, inventada en el siglo VII y perfeccionada hasta lograr refinadas piezas que el Occidente comenzó a conocer con los viajes de Marco Polo en el siglo XIII, quien acuñó el término porcelana a partir de unas figurillas italianas llamadas `porcellana'.
La porcelana es una arcilla llamada caolín que los artesanos chinos someten a un proceso de vidriado y cuecen por encima de los 1,200 grados centígrados. La exposición muestra numerosas piezas de los siglos del XVII al XX, sin olvidar la que se produjo para exportar a Occidente.
Concluye el recorrido Warrior (2004), inmensa escultura de un guerrero con gafas que lleva un bebé en un morral enganchado a su cuello. Como una cita visual al imponente Ejército de terracota del primer emperador chino, esta obra es la interpretación del artista chino Zhang Wanxin --que creció durante la Revolución Cultural y hoy reside en Estados Unidos--, de la mezcla de grandeza, militarismo, censura y poder de tradición de una cultura milenaria que ha nutrido al resto de la humanidad.•

Todo esto se puede encontrar en el catalogo de 150 paginas quwe ha editado el Lowe Art Museum para la exposicion.
'Clay and Brush: The Ceramic Art of China', hasta el 26 de agosto en The Lowe Art Museum, en la Universidad de Miami, 1301 Stanford Drive, Coral Gables. (305) 284-3535.

No comments: